Sistemas de inspección por rayos X para envases altos y rígidos

Mettler-Toledo Safeline X-ray ha diseñado la serie X37 con el fin de obtener una óptima inspección de productos para envases altos y rígidos, como los de cartón, plástico y vidrio, además de las bolsas tipo doypack y las latas, y ha ampliado así su gama de sistema de inspección por rayos X para alimentos de última generación. La serie X37, disponible en diversas alternativas tecnológicas flexibles, se puede configurar con distintas opciones de sensibilidad del detector compatibles con una amplia gama de generadores de potencia para detectar y rechazar contaminantes como metales, vidrios, huesos calcificados, piedras minerales o plásticos de alta densidad. Esta personalización permite a los fabricantes de productos alimentarios reducir el coste total de propiedad (CTP) y cumplir con las regulaciones y directrices de seguridad, garantizando en todo momento una producción de productos sin contaminantes.

La serie X37 está formada por los sistema de inspección por rayos X X3710, X3720 y X3730, además de la última incorporación a la serie, el sistema X3750, que cuenta con la tecnología más avanzada del mercado para la inspección de vidrio en vidrio. Gracias a su haz en ángulo de rayos X ajustable y a su innovadora tecnología de detector, el sistema X3750 proporciona una excelente y fiable detección de contaminación del vidrio y de otros contaminantes densos a altas velocidades de producción. Además, el sistema X3750 es capaz de realizar varios controles de calidad de alimentos, lo que garantiza no solo la seguridad y la integridad de los productos, sino también la protección total de la marca.

La serie X37: cada detalle marca grandes diferencias

Con el fin de adaptarse a una amplia variedad de aplicaciones de empaquetado alto y rígido, los sistemas X3710, X3720 y X3730 permiten a los fabricantes elegir entre un diodo detector de 0,4 mm o de 0,8 mm y el sistema X3750 ofrece un detector de 0,8 mm de serie. La tecnología del detector de 0,8 mm es cinco veces más sensible a los rayos X que la de los sistemas tradicionales, lo que garantiza una precisión sin igual en la inspección de contaminantes de los productos alimentarios. En el caso de la inspección de latas compuestas, cartones, tubos, bolsas tipo doypack y envases de plástico, por ejemplo, el generador de 20 W se traduce en una reducción significativa del consumo energético y de los requisitos de refrigeración, aun cuando ofrezca la misma precisión que un dispositivo convencional de 100 W.

“Tradicionalmente, los procesadores de alimentos necesitaban implementar sistemas de inspección de rayos X de alta potencia para examinar latas o envases de vidrio a grandes velocidades, de hasta 1200 productos por minuto —explica Daniela Verhaeg, directora de marketing de la unidad estratégica de negocio de la inspección por rayos X de Mettler-Toledo Safeline X-ray—. La serie X37, gracias a la nueva tecnología de detección y al software de inspección líder de su clase que incorpora, ofrece los mismos niveles de detección o, en algunos casos, niveles superiores con tan solo la quinta parte del consumo energético que requieren los sistemas de rayos X estándares. En consecuencia, los fabricantes de alimentos pueden reducir notablemente los costes de funcionamiento sin dejar de ofrecer el máximo nivel de seguridad y calidad en sus productos”.

La nueva gama de rayos X se puede configurar por completo según las necesidades concretas de las instalaciones de producción específicas. Los fabricantes pueden, por ejemplo, seleccionar distintos sistemas de rechazo de alta velocidad que se adapten a sus necesidades de producción y garanticen un rechazo de productos sencillo y eficaz. Aptos para una amplia gama de tipos de productos, algunos sistemas de la serie se encuentran disponibles con opciones de empujador y chorro de aire completamente ajustables, así como con amplias ventanas de visión.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *