NSK resuelve las averias sucedidas en la cinta transportadora de una planta de bebidas

Al instalar los insertos Molded-Oil NSK en los soportes de rodamientos, un productor internacional de bebidas ha conseguido superar los problemas repetidos que ocasionaban los fallos prematuros en los insertos del sistema de transmisión de cuatro cintas transportadoras de clasificación, vitales para la empresa. El cambio ha conseguido mejorar notablemente la vida útil, lo que ha permitido un ahorro anual de más de 5.000 €

En la planta de bebidas, en los procesos de limpieza se utilizaba una mezcla de agua y productos químicos que destruía los sellos de los rodamientos y eliminaba la grasa de las unidades montadas existentes de la empresa. Como resultado, los insertos de las unidades montadas debían sustituirse cada 5 o 6 meses y reengrasarse cada 3 semanas. Se invitó a NSK para que encontrase una solución a este problema, mejorase la vida útil y redujera los requisitos de mantenimiento.

Después de una revisión exhaustiva de la aplicación, el equipo de ingenieros expertos de NSK concluyó que con un cambio de los insertos de las unidades montadas Molded-Oil se podría resolver el problema.

Las unidades ensambladas por NSK están formadas por dos componentes básicos: el inserto y el soporte. Cada unidad está formada por un rodamiento de bolas de una sola hilera sellado con un diámetro externo esférico y con un anillo interior ampliado ensamblado en un soporte tipo puente o tipo brida. El diámetro exterior esférico permite su adaptación a las posibles desalineaciones iniciales.

En los insertos Molded-Oil, el lubricante está introducido en el interior de un material portante estable, en forma de una resina de poliolefina impregnada de aceite. Este tipo de lubricante no puede eliminarse con líquidos ni vapor, y evita que la contaminación entre en el rodamiento. Además, como el elemento portante libera el lubricante de una forma lenta, se mantiene una lubricación suficiente durante un largo período de funcionamiento. Otra de las ventajas es que el entorno de funcionamiento permanece limpio, ya que no hay fugas de grasa y no es necesario rellenar los rodamientos con aceite para su lubricación.

Fabricados con acero inoxidable martensítico, los insertos Molded-Oil son ideales para aplicaciones en las que estén en contacto frecuente e intenso con agua. Un año después de la instalación de los insertos de la unidad montada Molded-Oil, el productor de bebidas no ha reportado fallos y se ha eliminado la necesidad de reengrase. Como resultado, se calcula que el ahorro anual ha sido de 5.080 €.

error

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *