La UE gastó 53 millones en publicitar carne y lácteos, y solo 35 en frutas y verduras

Bruselas prioriza la publicidad de productos que agravan la crisis climática y que ya se consumen por encima de lo recomendado, en contradicción con sus propios objetivos de avanzar hacia dietas más saludables y sostenibles

La Unión Europea destinó 53,6 millones de euros a la promoción de productos cárnicos y lácteos en 2021, según los datos publicados por la propia Comisión Europea. La inversión contrasta con los 35 millones que se destinaron a la publicidad de frutas y verduras en el mismo periodo, a pesar de que en 2021 se conmemoraba el Año Internacional de las Frutas y Verduras.

Poner fin a las subvenciones de las campañas de promoción de consumo de carne y lácteos es una de las peticiones que históricamente viene reclamando ProVeg España y que ahora ha reiterado al ministro de Consumo, Alberto Garzón, al hilo de sus declaraciones sobre la situación de las macrogranjas. Campañas como #LetsTalkAboutPork, #HazteVaquero entre otras, reciben millones de euros para promover el consumo de carne roja y procesada que ya se consumen por encima de las recomendaciones sanitarias y de sostenibilidad.

En 2021, la Comisión Europea lanzó una iniciativa para revisar su gasto, “con vistas a mejorar su contribución a la producción y el consumo sostenibles, y en línea con el cambio hacia una dieta más basada en plantas, con menos carnes rojas y procesadas y más frutas y vegetales”. A raíz de esa iniciativa se abrió un acalorado debate

“Lamentablemente, estas cifras sugieren que aunque la estrategia ‘De la granja a la mesa’ reconoce los beneficios de consumir más productos de origen vegetal, en 2021 la Unión Europea siguió gastando millones de euros en promover dietas que dañan nuestra salud y nuestro planeta”, apunta Jasmijn de Boo, vicepresidente de ProVeg Internacional. 

“Esperamos de verdad que, a partir de 2022, la Comisión se ciña a su objetivo original de promover dietas sostenibles, aumente su gasto en promover dietas basadas en plantas y ponga fin a la promoción de la carne y los productos lácteos. Hay que incentivar y educar a los/as ciudadanos/as europeos/as para que tomen decisiones dietéticas más saludables y sostenibles en concordancia con la estrategia ‘De la granja a la mesa’. Esto solo será posible si Europa tiene el coraje de actuar en base a lo que dice la  ciencia y redirigir el presupuesto de promoción agrícola de la UE hacia dietas más basadas en plantas y poner fin a la promoción de productos perjudiciales”, agrega de Boo.

En 2021, ProVeg International lanzó la campaña ‘This make no sense’ para crear conciencia sobre la política de promoción agrícola de la UE y la falta de consistencia entre el discurso oficial y las acciones que se llevan a cabo.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.