El sector pesquero español cree que ha de tener más peso en el debate político y social de cara a las elecciones

E

  • Aglutina a una comunidad de 157.000 trabajadores y genera unos ingresos, sólo en primera venta, de más de 2.000 millones de euros a la economía nacional, con un VAB de 8.965 millones en 2016

El sector pesquero español cree que su actividad ha de tener un mayor peso en el debate político y social que ya han comenzado a generar las próximas citas electorales en nuestro país. El sector, que aglutina a una comunidad de alrededor de 157.000 trabajadores (31.456 tripulantes) y genera unos ingresos, sólo en primera venta, de más de 2.000 millones de euros a la economía nacional (con un Valor Añadido Bruto de 8.965 millones en 2016[1]), cree que su trayectoria reciente, además de ser un ejemplo de cómo modernizar con éxito una actividad, puede servir también de modelo en ámbitos como la política exterior, social y económica, al ser un sector que se ha transformado en un período corto de tiempo.

En este sentido, el sector, representado por CEPESCA, viene manteniendo una intensa actividad para reunirse con todos los partidos políticos que concurren a las próximas citas electorales, tanto nacionales como autonómicas y locales, y especialmente a las elecciones al Parlamento Europeo. El objetivo no es sólo dar a conocer a los distintos candidatos sus reivindicaciones, sino también poner a su disposición su experiencia y soluciones. A tal fin, la patronal ha hecho llegar a los partidos políticos un documento de trabajo que resume, en 10 puntos, sus reivindicaciones[2].

Entre ellas, el sector apunta como uno de sus mayores problemas la formación y escasez de tripulantes, ya que de no encontrarse soluciones muchos barcos deberán parar. El sector solicita revisar y actualizar el sistema actual de formación, modificar el Real Decreto que regula las atribuciones de los titulados, promover la formación profesional dual y facilitar, mientras estas medidas no den resultado, la contratación de tripulantes extranjeros.

Obligación de desembarque, Brexit y cuotas

Respecto a la obligación de desembarque, además de solicitar una aplicación ordenada y razonable que evite el amarre por falta de cuotas y asegurar los mecanismos de flexibilidad adoptados en España y la Unión Europea, cree imprescindible crear un Registro de Posibilidades de Pesca para ofrecer seguridad jurídica a empresas y entidades financieras. También solicita reconocer a las OPP[3]como titulares de las posibilidades de pesca asignadas a los buques pertenecientes a estas organizaciones.

Cepesca, a pesar de la incertidumbre existente, cree necesario abordar juntamente con la administración las posibles consecuencias del peor de los escenarios del Brexit. Considera fundamental la puesta en de planes de contingencia y preparar las futuras negociaciones con el RU que garanticen un equilibrio entre el acceso a las aguas y a los mercados.

Respecto a las cuotas de pesca, Cepesca entiende que es clave conseguir mayores posibilidades para aquellas especies para las que no se altere su “buen estado” en base a datos científicos y persiguiendo conseguir el RMS[4]de todas las especies en 2020, así como establecer un sistema en la UE que garantice la no infrautilización de cuotas por parte de los Estados miembros. En este sentido, el sector solicita dotar al Instituto Español de Oceanografía (IEO) de mayores medios humanos y financieros, precisamente para ahondar en la investigación científica de los recursos. 

Pesca ilegal y FEMP

Cepesca también aboga por arbitrar medidas para paliar la competencia desleal que ocasiona la entrada en Europa de productos provenientes de flotas con menores niveles de exigencia que los fijados para su propia flota, cuando no de pesca ilegal. Así, defiende la aplicación estricta del Reglamento de lucha contra la pesca ilegal, evitando la entrada de pescado ilegal en nuestros mercados y conceder beneficios fiscales y sociales a la flota española.

Respecto a la aplicación del FEMP en nuestro país, el sector cree imprescindible la colaboración entre la Administración General del Estado y las CCAA para agilizar los trámites y poder hacer uso del 100% de los mismos. También cree fundamental que su asignación tenga un carácter finalista dentro de los Presupuestos Generales del Estado asignados a la Secretaría General de Pesca para que se pueda ejecutar el FEMP cada año.

El documento también aborda la necesidad de invertir en comunicación para trasladar a los ciudadanos la realidad del sector pesquero y mejorar la promoción de los productos pesqueros. De hecho, y a pesar su importancia en la dieta de cualquier persona, en especial en la de los más jóvenes, el consumo de pescado en los hogares continúa a la baja, pasando de 29,9 kg por persona y año en 2009 a 23,14 kg a fecha de octubre de 2018.  El sector cree que a ello ayudaría reducir el IVA del 10% actual al 4%, aplicado a alimentos básicos como la fruta, el pan o la leche.

Elecciones europeas

En referencia a los comicios europeos, Cepesca resume sus solicitudes a los partidos políticos en una sola: la designación como candidatos de personas especializadas en el ámbito pesquero con el fin de que puedan ser miembros de la Comisión de Pesca del Parlamento Europeo y defiendan adecuadamente los intereses de España y del sector. A este respecto, Cepesca apunta no olvidar que la política pesquera es de las pocas políticas comunes de la UE.


[1]Fuente: MAPA 2018

[2]Ver documento adjunto

[3]Organizaciones de Productores Pesqueros 

[4]Rendimiento Máximo Sostenible

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *