El productor de lácteos n.° 1 del mundo, Yili China, invierte en dos líneas asépticas secas de PET de Sidel


La marca de productos lácteos líder en China, Yili, fortaleció su convicción en la larga colaboración que mantiene con Sidel al demostrar la profunda confianza que le merece el envasado en PET para los lácteos líquidos a través de su inversión en la instalación reciente de dos líneas de envasado en PET completas asépticas, que incluyen la Sidel Combi Predis™ aséptica con su exclusiva tecnología de esterilización seca de preformas. 

El fabricante de lácteos líquidos más grande del mundo, Yili[1], procura suministrar a los consumidores chinos productos lácteos de alta calidad, nutritivos, saludables e innovadores. 

El crecimiento constante de sus ventas demuestra de qué manera logran diferenciar su marca gracias a los lácteos de alta gama. El envasado en PET puede contribuir al progreso de sus negocios a través de nuevas experiencias de consumo, en comparación con el formato tradicional de cajas de cartón, al tiempo que les permite contar con una producción más flexible.  

Una total confianza en las ventajas del PET


Yili cree fervientemente en el potencial del PET en cuanto material de envasado, ya que se adapta perfectamente a las expectativas de los consumidores chinos: es fácil de usar, irrompible, reciclable y se puede volver a tapar. Asimismo, brinda libertad en el diseño de la botella, lo que ayuda a diferenciar su marca de lácteos en las estanterías de los super-mercados chinos. Quizás el punto más importante sea que el PET aporta grandes beneficios en materia de protección de barrera física para alimentos y otros tipos de productos y, por lo tanto, protege las propiedades nutritivas y sensoriales de los yogures en todas las etapas, desde la fabricación, el almacenamiento y el transporte hasta la distribución. Además, el hermetismo de su tapa hace del PET una solución muy cómoda incluso sin utilizar láminas de aluminio. 

Todas estas razones respaldaron la dirección estratégica de Yili en el paso parcial de su producción de cajas de cartón a botellas de PET, con el objeto de introducir envases innovadores: una excelente iniciativa pionera en el mercado chino de los lácteos. Como parte de este cambio, el yogur griego Ambrosial —envasado en botellas individuales de PET— se ha convertido en una opción muy popular desde su lanzamiento. Teniendo en cuenta tanto el aumento en la demanda del mercado de este yogur líquido de alta gama como el deseo de renovar la marca, Yili decidió invertir en un par de nuevas líneas asépticas de envasado en PET. Es en este momento cuando Sidel se convierte en la elección lógica debido a la colabora-ción sólida y confiable que las dos empresas iniciaron hace ya tiempo. Al equipo de trabajo de Yili le agradaron especialmente las perspectivas y las opiniones de Sidel respecto de las tendencias del mercado de las bebidas, el diseño de envasado y la vasta experiencia en materia de tecnología aséptica para PET, todos ellos aspectos fundamentales para la marca líder de lácteos en China. 

Una certificación de cinco meses de vida útil para la barrera del PET 


Gracias al apoyo de Sidel, Yili fue pionera en el embotellado en PET del yogur griego Ambrosial (un producto que anteriormente se ofrecía en envases de cartón) para distribución a temperatura ambiente. Sidel y Yili colaboraron en la certificación completa de las propiedades de barrera del PET y en la determinación del tipo de botellas de este material que permitirían a los yogures Yili conservar su fresco sabor y su contenido vitamínico. Estos factores son de particular importancia, ya que la calidad de este producto se puede ver fácilmente compro-metida debido a los efectos de la luz, el oxígeno o la temperatura. Todas estas consideraciones justificaron la necesidad de un envase con una barrera opaca completa. 

Los expertos en lácteos líquidos y envasado de Sidel ejecutaron una serie de pruebas de laboratorio para determinar el comportamiento de diferentes productos lácteos líquidos (yogur, leche blanca UHT) en diversas soluciones de barrera de PET (PET multi y monocapa con diferentes proporciones de TiO2). Los científicos evaluaron tapas con distintos niveles de opacidad para obtener la barrera óptima contra la luz y el oxígeno y asegurar la estabilidad del producto sin alteraciones en su sabor o color. Todos estos análisis confirmaron que la combina-ción de las soluciones de barrera del PET y de las tapas con la solución de envasado de llenado aséptico de Sidel permitirá alcanzar una vida útil de cinco meses para el yogur, además de la seguridad a lo largo de toda la cadena de suministro para una distribución a temperatura ambiente. El equipo de trabajo de Yili quedó especialmente impresionado por la asistencia técnica brindada por Sidel en el desarrollo del nuevo producto, así como por la variedad de métodos de prueba implementados para certificar las soluciones de barrera del PET.

Un solo socio experto en toda la línea aséptica de PET


Yili adquirió dos líneas completas asépticas de PET en el mismo año; ambas incluyen equipos de Sidel y de Tetra Pak Processing Systems. De esta manera, todos los componentes se centraron en un solo proveedor, desde la solución de procesamiento hasta la evaluación del envasado en PET y desde la definición del equipo y la entrega hasta una rápida aceleración. Estas líneas, que cuentan con una capacidad de fabricación de alta velocidad para responder a la creciente demanda de consumo de productos lácteos líquidos listos para beber del mercado chino, también brindan a Yili la oportunidad de pasar de la tecnología tradicional de descontaminación húmeda de botellas que utilizaba previamente a la solución aséptica de soplado, llenado y tapado de Sidel, equipada con tecnologías de esterilización seca de preformas y tapas. Para el productor puntero de lácteos líquidos, este fue otro punto decisivo a la hora de elegir a Sidel. 

Las soluciones asépticas tradicionales utilizan ácido peracético, que requiere enjuagar las botellas con productos químicos o con agua caliente, mientras que la Sidel Combi Predis aséptica esteriliza la preforma inyectando en ella vapor de peróxido de hidrógeno (H2O2), justo antes de la etapa de su calentamiento en el horno. De esta manera, Yili puede reducir los desechos y el uso de recursos mientras cuenta con una solución competitiva y rentable. Gracias a que no utiliza agua y solo emplea una mínima cantidad de productos químicos para la descontaminación de las preformas, esta tecnología también aborda uno de los desafíos más difíciles al que se enfrentan los fabricantes en la actualidad: lograr una huella ecológica óptima. Además de brindar una mayor sostenibilidad de la producción, proporciona altos niveles de eficiencia y potencial para el aligeramiento de las botellas, ya que las mismas no sufren las limitaciones térmicas asociadas con el proceso tradicional de enjuague.

Un diseño que adapta la producción a las demandas futuras

Debido a que Yili planea diversificar su cartera con propuestas de mayor valor agregado para crear y mantener un negocio sostenible, requería una línea de producción versátil que le permitiera variar las recetas de sus productos. Por eso, las Sidel Combi Predis asépticas que forman parte de sus líneas completas disponen de válvulas de dosificación específicas con un diámetro más ancho y una regulación de velocidad baja-alta, con el fin de prepararse para los requerimientos futuros del mercado. Hace poco tiempo, Yili invirtió en tres nuevas líneas asépticas adicionales con Sidel Combi Predis asépticas para aumentar su capacidad de producción y satisfacer las crecientes demandas de los consumidores. 


[1]http://www.euromonitor.com/dairy-in-asia-pacific/report

error

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *