El 75% de los españoles apuesta por productos de origen vegetal

  • Los alimentos que consumimos tienen una huella de carbono diferente entre si y los vegetales son el grupo de alimentos que requiere menos recursos para producirse
  • El 65% de los padres y madres encuestados afirma que sus hijos consumen más vegetales que ellos a su edad. Además, tras el impacto de la COVID-19, el 30% de los españoles ha modificado sus hábitos alimenticios, en especial para incrementar su consumo de vegetales
  • El respeto por el medio ambiente y el uso de pesticidas se ha convertido en un factor determinante a la hora de consumir vegetales
  • Bonduelle presenta B! Pact, el reflejo del triple compromiso de la compañía con la alimentación, el planeta y las personas, con acciones concretas para promover una alimentación saludable y sostenible
  • El programa Act For Food de Carrefour se inscribe en esta trayectoria, haciendo de la sostenibilidad un pilar de su desarrollo, junto a la calidad y el precio justo de los alimentos

Nuestro planeta es sinónimo de abundancia, pero también de fragilidad: todo depende del uso que se haga de sus recursos. En este contexto, la alimentación adquiere un papel protagonista.

Efectivamente, nuestra dieta alimentaria tiene un impacto directo en el medio ambiente dado que la huella de carbono de cada alimento es diferente, determinada por su proceso de producción o desarrollo. Además de su aspecto saludable, los vegetales son el grupo de alimentos que requieren menos recursos para producirse. Por ello, el 75% de los españoles apuesta por los productos de origen vegetal como la principal fuente de abastecimiento en 10 años, según se desprende del estudio `Radiografía de la alimentación vegetal´ realizado por Bonduelle, compañía de referencia en alimentación vegetal y precursora del `Plant-Based Food´. Este estudio analiza las claves del consumo de vegetales entre los españoles y el impacto que ha tenido la COVID-19 en su alimentación así como su concienciación sobre la relación alimentación-sostenibilidad.

La salud y el planeta, los dos factores determinantes a la hora de consumir vegetales

El incremento del consumo de vegetales se está convirtiendo en una realidad: el 65% de los padres y madres encuestados afirma que sus hijos consumen más vegetales que ellos a su edad, cifra que aumenta hasta el 74% en el caso de los padres millennials(comprendidos entre los 27 y 39 años), demostrando la preocupación de las nuevas generaciones por este tema.

La sociedad española cada vez es más consciente de la importancia de mantener una dieta saludable y variada: la principal razón a la hora de consumir vegetales son los beneficios que aportan a la salud (86%). Por otro lado, es interesante destacar que el segundo motivo que anima a los españoles a consumir vegetales es porque consideran que es un tipo de alimentación más sostenible que la carne y el pescado (40%), por delante incluso de su sabor (30%).

La COVID-19, un acelerador de la tendencia vegetal entre los españoles

Con más de un 30% de españoles indicando que la pandemia ha tenido efectos incluso en sus hábitos alimenticios resulta prácticamente innegable afirmar que la COVID-19 ha acelerado el fenómeno “vegetal”. Entre los cambios más notables destacan que casi 6 de cada 10 declaran haber aumentado su consumo de vegetales durante la pandemia, y que el 30% afirma haber reducido el peso de proteína animal en su dieta (carne, pescado, huevos, etc.). A medio plazo, está previsto que esta tendencia siga avanzando, dado que la mayoría de los consumidores españoles declara que incluirán cada vez más vegetales en su dieta en los próximos años (77%).

Actualmente, en el planeta somos más de 7.500 millones de personas y se espera que para 2050 lleguemos a ser unos 10.000 millones. Con un estilo de alimentación como el actual, basado principalmente en carnes y pescados, necesitaríamos tres planetas para poder abastecer a la población”, destaca Jorge Alonso, Director de Marketing de Bonduelle Iberia. “Los españoles estamos cada vez más concienciados del impacto que tienen nuestros hábitos alimentarios en el planeta”.

La pandemia también ha reforzado la sensibilidad de los españoles en cuanto al medio ambiente. El 65% de los españoles declara que tras el impacto de la COVID-19 en nuestra sociedad, son más conscientes que antes de la importancia de cuidar el planeta.

Respeto al medio ambiente, factor determinante para consumir vegetales

Cada vez son más los que eligen seguir una alimentación que suponga el menor impacto posible en la naturaleza, consumiendo productos cuyo proceso de cultivo o producción no se haya visto alterado de manera artificial. Por eso, no es de extrañar que la principal preocupación de los españoles a la hora de consumir vegetales esté directamente relacionada con la tierra: el uso o no de pesticidas durante su cultivo.

Adicionalmente, el estudio de Bonduelle destaca un problema cada vez más frecuente entre los consumidores como es el envase de los alimentos. El informe confirma que el 34% de los españoles ha dejado alguna vez de comprar vegetales por venir en un envase poco respetuoso con el medio ambiente. Esta circunstancia se intensifica todavía más si atendemos a los millennials (42%). Además, los consumidores van más allá de la problemática del propio envase. Y es que el 72% de los españoles estaría dispuesto a cambiar su establecimiento habitual donde compra vegetales envasados por otro que sea más respetuoso con el medio ambiente en los productos que ofrece.

Una alimentación sostenible y a largo plazo, la meta de B! Pact

En este contexto, las marcas -como actores de la gran distribución- tienen un papel importante, y es en esta óptica donde se inscribe Bonduelle. Desde su origen en 1853, la pasión por los vegetales y el respeto por la tierra son los dos pilares que han marcado el camino de la marca. En 2019, Bonduelle renovó la totalidad de su gama Maíz para certificarla como `sin residuos de pesticidas´, y en 2020 lo ha hecho con su gama Guisantes, ahora `sin azúcares añadidos´. Siguiendo la misma trayectoria, la marca acaba de lanzar su última innovación, Judías verdes con bajo contenido en sal, para ofrecer al consumidor productos cada vez más saludables. Con estas iniciativas, Bonduelle pone de manifiesto tanto su compromiso con el planeta como con la alimentación, afirmando su voluntad de hacer de estos dos aspectos, la base para el desarrollo de sus próximas innovaciones y lanzamientos.

Ahora, la compañía presenta B! Pact, el pacto global que refleja el triple compromiso de Bonduelle con el planeta, la alimentación y las personas. Un triple compromiso con acciones concretas para promover una alimentación saludable y sostenible.

Desde Bonduelle, creemos que nuestro propósito como compañía reside en trabajar para construir un futuro mejor a través de una alimentación más vegetal. No tratamos de convertirnos en la mejor compañía del planeta sino en la mejor compañía para el planeta”, detalla Alonso. Actualmente estamos comprometidos con un programa de certificación B Corp, que garantiza la mejora continua de nuestro modelo económico, y a la vez, Bonduelle es miembro fundador del movimiento B Builders (BMB), que agrupa multinacionales que quieren apoyar y contribuir con acciones concretas al B Corp. Bonduelle quiere liderar este cambio a través de una agricultura diversificada y sostenible, impactando positivamente en todos los actores de nuestra sociedad para que la alimentación de origen vegetal sea accesible al mayor número de personas”.

A través de B! Pact, Bonduelle ha fijado objetivos concretos con horizonte 2025, como la reducción del 20% de sus emisiones de CO2 y el cultivo del 100% de sus campos con técnicas agrícolas alternativas. B! Pact es un compromiso transversal que involucra a todos los actores de nuestra sociedad, desde los agricultores hasta los consumidores.

En esta línea se encuentra también Carrefour y su programa Act For Food. Como actor de la cadena alimentaria, Carrefour actúa proporcionando una oferta alimentaria de calidad, con más sabor, y que preserva un estilo de vida saludable a un precio razonable. Desde 2018, la compañía ha puesto en marcha una serie de iniciativas para reducir el consumo de embalajes -como la posibilidad de usar sus propias bolsas en la sección de frutas y verduras al granel- y en 2020 ha lanzado la app Reciclaya, para fomentar los hábitos de reciclaje en el hogar.

Marcas como Bonduelle y grandes actores de la distribución como Carrefour han puesto la sostenibilidad en el centro de su estrategia, compartiendo la voluntad de involucrar a cada participante de la cadena alimentaria para que pueda ser protagonista de esta transición.

Más información sobre B! Pact haciendo click aquí

Más información sobre Act For Food haciendo click aquí

Sobre el informe `Radiografía de la alimentación vegetal´:

Estudio propio de Bonduelle realizado a más de 1.000 personas entre 18 y 65 años de toda España.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *