El sello acredita que más del 90% de los residuos generados por su fábrica de La Bureba, en Burgos, se gestionan correctamente y se revalorizan, evitando su depósito en el vertedero.

Campofrío, empresa de SIGMA en Europa, se ha convertido en la primera empresa cárnica en obtener la certificación de Residuo Cero de AENOR. La entidad – actualmente la única en emitir esta certificación – ha otorgado a la fábrica de La Bureba, en Burgos, el sello que acredita que el complejo valoriza y recicla más del 90% de sus residuos, evitando que estos tengan como destino final su eliminación en vertedero.

El certificado Residuo Cero pone el foco en los puntos de generación de residuos para reconocer el impulso de la Economía Circular, que prioriza la reutilización y el reciclaje, aprovechando los residuos como materia prima para nuevos procesos.

Para conseguir adaptar el funcionamiento del centro a un sistema medioambientalmente sostenible, la Compañía – con la colaboración de la consultora especializada EcoCuadrado – ha implementado una serie de medidas entre las que destacan la implantación de la segregación en origen de todas las fracciones de residuos para aumentar al máximo su valorización. Para ello, se han incorporado nuevos equipos en el punto limpio final destinados a las nuevas fracciones de residuos y, en el interior de la planta, se han creado nuevos puntos intermedios. Asimismo, el personal de la fábrica de La Bureba ha recibido la formación correspondiente sobre la nueva certificación Residuo Cero, así como sobre los cambios que se han introducido en la planta.Este sello se suma a la certificación medioambiental ISO14001 ya obtenida por la fábrica de La Bureba y permite a la Compañía avanzar en su apuesta por la sostenibilidad como marco estratégico para el desarrollo de su actividad

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *