El mercado de aditivos para la industria alimentaria alcanza los 500 millones en 2017

Las ventas de aditivos y complementos alimentarios en España mantuvieron un positivo comportamiento en 2017, año en el que alcanzaron un valor de 500 millones de euros. Esta cifra es un 5% superior a la del ejercicio anterior.

La favorable coyuntura, el crecimiento de la industria alimentaria, el lanzamiento de nuevos productos multifuncionales y la preferencia de productos naturales frente a los artificiales son algunos de los factores que explican el buen comportamiento del mercado.

Estas son algunas conclusiones del estudio Sectores basic “Aditivos para la Industria Alimentaria” publicado recientemente por el Observatorio Sectorial DBK de INFORMA (filial de CESCE), líder en el suministro de Información Comercial, Financiera, Sectorial y de Marketing en España y Portugal.

Según el Observatorio Sectorial DBK de INFORMA, el mercado de aditivos y complementos para la industria alimentaria mostró una tendencia de aceleración en su ritmo de crecimiento en el período 2016-2017. Así, tras registrar incrementos de alrededor del 3,5% en los dos años anteriores, las ventas en España alcanzaron tasas de variación del 4,4% y 5,3% en 2016 y 2017, respectivamente. Esta evolución permitió alcanzar los 500 millones de euros en el último año.

El positivo escenario económico y el crecimiento de la producción en la industria alimentaria se encuentran entre las principales causas del crecimiento del volumen de negocio sectorial. Asimismo, destaca el efecto positivo del lanzamiento de nuevos aditivos y complementos multifuncionales, con mayores prestaciones y beneficios para la salud, y la creciente orientación de los consumidores hacia productos naturales frente a los artificiales.

Se aprecia, por otro lado, una tendencia de expansión de las principales empresas hacia mercados extranjeros. Así, el 53% de los ingresos agregados de veinte de los principales operadores especializadosen 2016 se derivó de ventas fuera de España. Aunque la Unión Europea sigue constituyendo el principal destino de las exportaciones, se detecta una creciente presencia en mercados emergentes, principalmente de África, América Latina y Asia.

Las previsiones para el cierre de 2018 apuntan a un crecimiento del mercado español de alrededor del 4%. Por su parte, de cara a 2019 se espera una suave moderación, hasta el entorno del 3%, situándose alrededor de los 535 millones de euros.

Actualmente se identifican alrededor de 150 empresas dedicadas a la fabricación o importación de aditivos y complementos para la industria alimentaria, cifra que se ha mantenido estable en los últimos años. Dichas empresas generan un volumen de empleo de alrededor de 1.350 trabajadores, variable que registró una tendencia alcista en el bienio 2016-2017.

La mayoría de las empresas son de mediana o pequeña dimensión y pertenecen a accionistas españoles. Junto a ellas opera, no obstante, un número reducido de compañías de gran dimensión, apreciándose una creciente integración en grupos multinacionales.

La estructura de la oferta muestra una progresiva concentración, habiéndose registrado en los últimos años diversas operaciones de compra de empresas, tanto a escala nacional como internacional.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *