La empresa Trufab nominada como finalista del Swedish Steel Prize 2018

 

La empresa Trufab ha sido nominada para el Swedish Steel Prize 2018 por haber identificado la necesidad que tiene la industria agrícola de un carro para grano y por el desarrollo de un nuevo producto que ofrece un rendimiento extraordinariamente superior al de las soluciones actuales.

El Swedish Steel Prize se concede anualmente para reconocer el diseño más innovador utilizando acero de alto rendimiento. La empresa australiana Trufab Global es una de las cuatro finalistas para el premio de este año que se entregará durante la ceremonia que se celebrará en la capital de Suecia, Estocolmo, el próximo 24 de mayo. La ceremonia de premios forma parte de una jornada de tres días en las que cientos de personas de varios países participarán en seminarios y visitas a las instalaciones de SSAB.

Trufab ha sido nominada por su carro para grano Nyrex totalmente modular que ofrece una extraordinaria capacidad de hasta 62 mil litros. El carro pesa aproximadamente 700 kg menos que las soluciones anteriores, lo que contribuye a reducir la compactación del suelo y el consumo de combustible. Además, presenta un diseño casi sin soldaduras que prolonga su vida útil. Por otra parte, se entrega embalado plano y se monta fácilmente, algo que supone una nueva manera de pensar en el ámbito agrícola.

“La motivación subyacente en el Nyrex fue que nos brindaba la oportunidad para mejorar la eficacia. ¿Podemos ser más rápidos, más ecoresponsables y cuestionar lo tradicional? Estos son algunos de los valores que compartimos en la empresa”, explica Colin Jorgensen, CEO de Trufab.

El bastidor auxiliar del carro y los paneles precortados de 1625 mm de ancho para los módulos laterales y del suelo son de acero de alta resistencia. El montaje de los paneles modulares se basa en gran medida en uniones dobladas y pernos de sujeción. El carro se ha diseñado con ejes tándem y frenos integrados, y ofrece la opción de usar orugas o neumáticos. También se puede equipar con un depósito para extinción de incendios en uno de los laterales.

“Examinamos distintos materiales para los paneles y otras maneras de hacer el diseño, pero el acero de alta resistencia y la reducción del número de soldaduras ofrece a los usuarios finales una rentabilidad mucho mayor. De este modo, es posible mejorar la eficacia en el campo, reducir el daño sobre el terreno y la potencia de tracción, lo que se traduce en una reducción del consumo de combustible”, afirma Jorgensen.

El jurado motiva su decisión para elegir a Trufab como finalista del Swedish Steel Prize de 2018 del siguiente modo:

El concepto de diseño modular, casi sin soldaduras, de Trufab ha permitido crear un carro para grano con sinfín ligero y flexible que permite su montaje final in situ. El uso de módulos de distintos tamaños facilita la entrega y, al mismo tiempo, el mantenimiento. Este nuevo carro para grano reduce los costos y mejora la eficacia de la producción tanto a productores, como a usuarios finales.

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *